Web oficial

No puedes venir a Mallorca, pero puedes saborearla Mallorca Senses Hotels

Wifi gratis
Atención al cliente

(+34) 971 031 030

Teléfonos de contacto
Reserva Ahora
a
Código promocional

No puedes venir a Mallorca, pero puedes saborearla

Blog - Mallorca Senses Hotels

No puedes venir a Mallorca, pero puedes saborearla

Abril 12 2020

La situación que vivimos en todo el mundo nos impide viajar de momento. Pero esa es una limitación física, porque nada nos impide viajar con los sentidos… Por lo que desde MSH Mallorca Senses Hotels os mandamos una propuesta que, de alguna manera, nos permitirá estar juntos en estos días.

En estas fechas habitualmente en MSH Mallorca Senses Hotels estaríamos felices recibiendo a los clientes en nuestros hoteles, dando lo mejor de cada uno de nosotros mismos para procuraros la mejor experiencia.

Seguimos trabajando para que todo esté perfectamente dispuesto para el día en el que superemos esta crisis y podamos ir recuperando progresivamente la normalidad. Y hemos pensado que, aunque no podáis venir ahora, a nosotros nos gustaría meternos en vuestra cocina y que podáis saborear una de las recetas más típicas y sencillas de la Semana Santa en Mallorca. Los crespells.

Se trata de unas galletas rústicas que se hacen con la masa que sobra de otros dulces típicos de esta temporada en la Isla, los robiols. Los crespells son muy sencillos de elaborar, también pueden participar en su elaboración los más pequeños y convertirlo de esta forma en una actividad familiar.



Ingredientes (para 18 unidades):

Harina de repostería (o floja) 500 g.
Azúcar en polvo 60 g.
Yema de huevo
Aceite de oliva virgen extra 1 tacita de café
Zumo de naranja 1 tacita de café
Agua 3/4 de tacita de café
Manteca de cerdo a temperatura ambiente 100 g
Ralladura de medio limón


Elaboración:

Primer paso: con las manos mezclar bien el aceite de oliva con la manteca (debe deshacerse hasta conseguir una mezcla cremosa).

Segundo paso: añadimos el resto de los ingredientes menos la harina y volvemos a mezclar hasta que obtengamos una masa homogénea.

Tercer paso: añadimos la harina, toda de golpe y amasamos bien hasta que nos quede una mezcla uniforme. Formamos una bola, la envolvemos con papel film y la dejamos reposar media hora guardada en la nevera.

Cuarto paso: una vez pasado este tiempo, la estiramos con un rodillo, dejando la masa con un grosor considerable, y con un cortador le damos forma (las más habituales son en forma de corazón, flor, estrella…).

Quinto y último paso: Finalmente, las cocemos a horno precalentado a 180º durante unos 20 minutos o hasta que estén doradas.

Volver