Web oficial

La Serra de la Tramuntana, la otra cara de Mallorca MSH Mallorca Senses Hotels

Wifi gratis
Atención al cliente

(+34) 971 031 030

Teléfonos de contacto
Reserva Ahora
a
Código promocional

La Serra de la Tramuntana, la otra cara de Mallorca

Blog - MSH Mallorca Senses Hotels

La Serra de la Tramuntana, la otra cara de Mallorca

Marzo 02 2020

Uno de los grandes privilegios de los hoteles de MSH Mallorca Senses Hotels es que cuentan con una maravillosa ubicación. Tanto el MSH Senses Palmanova como el MSH Senses Santa Ponsa y MSH Sky Senses Santa Ponsa están a pocos metros de las playas de Palmanova y Santa Ponsa respectivamente, a un minuto caminando. Desde los tres se puede disfrutar de unas maravillosas vistas al mar, y de unos atardeceres idílicos. Pero este post no es para reincidir en la cara más reconocida de Mallorca, la del sol y playa, sino para hablar de uno de los paisajes más bonitos del mundo, que para algunos sigue siendo un secreto y una versión menos conocida de Mallorca.

Nos referimos a la Serra de la Tramuntana, declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en la categoría de paisaje natural. Llegar a la misma desde nuestros hoteles no supone más de 10 minutos en coche, y ello ofrece un amplísimo abanico de opciones. Porque la Serra de la Tramuntana puede disfrutarse de muchas y muy variadas formas.

Se extiende a lo largo de unos 90 km, con una anchura máxima de 15 km, sobre el territorio de 20 municipios —siendo los mayores Calvià, Pollença y Escorca—, lo que supone casi un 30% del territorio insular y más de 1.000 km2. Varias de sus cimas superan los 1.000 m de altura, destacando el Puig Major (1.443), el Puig de Massanella (1.348 m), la Serra d’Alfàbia (1.069 m), es Teix (1.064) y el Galatzó (1.026 m).

Es en sí misma un referente cultural, cuna de tradiciones y reflejo de un estilo de vida, que aunque pasado su influencia sigue estando presente. Algunos de los pueblos más bonitos de Mallorca están abrazados por la Serra de la Tramuntana, como Valldemossa, Deià y Sóller, entre muchos otros. Es en sí un paraíso para los amantes del ciclismo, que disfrutan de unas carreteras que transcurren junto al mar, con unas espectaculares vistas y con una orografía que es todo un reto. Ideal también para los amantes del senderismo, del nordic walking, trial running… con multitud de impresionantes rutas. Una referencia del turismo verde y del de aventura (barranquismo, submarinismo…), y también para aquellos que además de disfrutar de unos paisajes de película quieren conocer la cultura gastronómica.

Volver